Los bailes más recientes del Legend
Los bailes mas recientes del Legend
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

Bailar Country en Madrid: Los bailes más recientes del Legend

Estos son los bailes más recientes de Country Line Dance enseñados en la Sala Legend de Tres Cantos, Madrid. Esta lista muestra los últimos diez bailes, ordenados del más nuevo al más antiguo.

Get Back es un baile de Laura López para la canción If I Ever Get You Back, de Morgan Wallen. Tiene 48 tiempos, cuatro paredes y está libre de puentes y reinicios.

Laura López hizo un excelente trabajo con Get Back. Para empezar, eligió una excelente canción que invita a salir a bailar desde el primer compás. Paralelamente, eligió grupos de pasos de sencilla ejecución para que todo el mundo pueda aprender rápidamente a bailar Get Back.

No hay puentes ni reinicios, lo cual es mérito de la canción, y los grupos de pasos se funden con la música. Cuando lo bailes, fíjate especialemente en el momento de esos slides y, sobre todo, en el último grupo de ocho tiempos. Parecen elegidos por el propio compositor de la canción. 

Tienes ante tí uno de esos bailes que van directamente a tu lista de favoritos.

My Roots es un baile de David Villellas para la canción Showing My Roots, de Taylon Hope. Tiene 122 tiempos, repartidos en una estructura de tres partes de 32, 32 y 48 respectivamente.

A pesar de esa estructura en estrofas, todos los pasos que conforman My Roots son muy sencillos y están al alcance de prácticamente todo el mundo.

Como podrás escuchar, la canción es preciosa. En la página tienes un poco de información de esta jovencísima Taylon Hope que compuso y editó Showing My Roots cuando tan sólo contaba con 11 años de edad.

Es cierto que necesitarás invertir algo más de tiempo en el aprendizaje, pero te prometo que el esfuerzo merece la pena. Cuando sepas bailar My Roots disfrutarás tanto del baile como, sobre todo, de la canción.

Sweet Erika es un baile de David Villellas y Montse Chafino para la canción Small Town Big Time, de Blake Shelton. Tiene 32 tiempos, dos paredes y necesita un puente de ocho tiempos al final de la cuarta pared. 

Sweet Erika es un baile muy sencillo pero también muy divertido, de los que llenan la pista de baile. 

Por un lado, la canción de Blake Shelton está llena de fuerza y, por otro, los pasos selccionados por Villellas Chafino encajan sin fisuras con la música.

Para ello, han tenido que elegir combinaciones sincopadas muy originales. Tal vez los doce primeros tiempos requieran más atención y repeticiones por tu parte, pero a partir de ahí el baile va ligero cuesta abajo.

Independientemente de tu nivel de baile, vas a disfrutar bailando Sweet Erika.

Forge Ahead es un baile de Montse Moscardó para la canción You’ll Come Knocking, de Austin Merrill. Tiene 32 tiempos, cuatro paredes y precisa de dos reinicios. 

Montse Moscardó vuelve a dar en la diana con una excelente coregrafía hecha para todo el mundo. 

Efectivamente, los pasos son de nivel principiante y, aún así, son originales y encajan perfectamente con la gran canción de esta nueva figura que es  Austin Merrill.

A esa cómoda estructura de 32 tiempos y cuatro paredes, tan sólo hay que aplicar un par de reinicios tras el tiempo 16 de las paredes seguna y sexta.

Si estás emepezando a bailar country line dance, no te tomará mucho tiempo en aprender a bailar Forge Ahead. Si ya bailas lo que te echen, en menos de 10 minutos estarás disfrutando de esta fantástica coreo.

Born to Be Great es un baile de Conrad Farnham para la canción Some Town Somewhere, de Kenny Chesney.

Es el baile perfecto para los que no han bailado nunca. Pero también es un baile muy agradable para los que ya no tienen límites. 

La estructura no puede ser más sencilla. Efectivamente, tiene 32 tiempos, cuatro paredes y, lo más importante, está libre de puentes y reinicios. Por encima de todo, los pasos son muy sencillos, simétricos y repetitivos. Esto significa que no tardarás nada en aprender a bailar Born to Be Great, incluso si no has bailado nunca antes Country Line Dance.

Además, el ritmo es muy agradable y la canción es fantástica, al más puro estilo de Kenny Chesney.

En resumen, no tardarás nada en aprender a bailar Born to Be Great y vale la pena que se lo enseñes a tus amigos, especialmente, a los que aún no saben bailar.

So Hot es un baile de Manu Santos y Algaly Fofana para la canción Borrow My Heart, de Allwoods.

El baile tiene una longitud total de 168 tiempos repartidos en dos estrofas, -A de 48 tiempos y B de 32- a las que hay que sumar un puente de 16 tiempos y otro de 64. Además, en tres ocasiones hay que añadir una cola de ocho tiempos a la parte B para convertirla en B2. 

Sin embargo, no todo es como parece y vas a necesitar aprender muchísimos menos pasos de esos 168 tiempos. A pesar de su espectacularidad, el baile está clasificado como de nivel intermedio. 

La canción es extraordinaria. Se trata de una excelente versión que la banda Allwoods ha hecho de un tema de Pillip Lia LaRue.

Si te mueves con soltura y ya has superado la fase de principiante, So Hot es un baile que deberías aprender porque está triunfando en todas las pistas de baile. 

Si aún te atascas al aprender nuevos bailes, no te apures, practica y pronto estarás bailando So Hot.

Brunch es un baile de Pol Ryan para la canción Good People, de Josh Grider.

La estructura básica de Brunch tiene 48 tiempos y dos paredes. Además, hay que añadir una intro de 32 tiempos, realmente sencilla y simétrica. Esta intro, reparecerá en tres ocasiones a lo largo del baile, aunque cada una de ella con una longitud distinta. 

También es necesario un puente de ocho tiempos que aparece tras el tiempo 48 de la quinta pared y que, prácticamente, consiste en repetir los pasos del grupo anterior.

La canción es excelente y los pasos van siempre de la mano con ella. Vas a tardar mucho menos de lo que crees en dominar Brunch y disfrutarás tanto bailando como lo haces con Day of Victory.

Sometime Ago es un baile de Los Dreamers para la versión de The Fightin’ Side of Me, de James Wesley.

El baile tiene una estructura de 48 tiempos y dos paredes. Necesita un puente de 32 tiempos al final de la cuarta pared que, en realidad, es muy sencillo y consta de 16 pasos repetidos dos veces.

También requiere de un reinicio tras el tiempo 40 que se aplica en la tercera, la séptima y la novena paredes.  

Los Dreamers hicieron esta coreografía para una de las canciones más importantes de la música country moderna, The Fightin’ Side of Me del legendario Merle Haggard. Sin embargo, para contar con un sonido más actual, eligieron la versión que James Wesley hizo de este tema en 2014.

Los pasos de este baile no son difíciles. Incluso si hace muy poco que bailas podrías intentar aprenderlo. Sólo el grupo de pasos que va del 17 al 24 pueden resultarte más complicados si tienes poca experiencia. Te prometo que vale la pena el esfuerzo.

Love It es un baile de Montse Moscardó para la canción Hard Not to Love It, de Steve Moakler.

Es una coreografía muy sencilla y agradable de bailar que tiene un total de 32 tiempos y cuatro paredes. 

Como única traba, tiene un puente de ocho tiempos (dos básicos -Grapevine-) al final de la sexta y la undécima paredes. El ritmo no es rápido pero es vivo, te gustará.

Si no has bailado nunca, Love It es una excelente elección para empezar a hacerlo.

Happy es un baile de David Prestor para la versión de Mister Kanish de la canción Happy, original de Pharrell Williams.

Se trata de una coreografía de en tres partes que suma un total de 160 tiempos para un número muchísimo inferior de pasos. 

Como ejemplo, en la intro, que tiene 64 tiempos, vas a hacer cuatro grupos de ocho tiempos consistentes en un stomp y siete pausas. Aprenderás un grupo de ocho tiempos que tendrás que repetir cuatro veces con leves variaciones.

No te asustes y ataca con decisión este Happy porque es uno de los bailes más divertidos que encontrarás en la pista de baile.

Xavi Barrera

Enseñando a bailar Country Line Dance desde 2004.

Esta entrada tiene 4 comentarios

Deja un comentario

Cerrar menú