Cómo memorizar una coreo de Country Line Dance
Memorizar una coreografía de country line dance
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

Cómo memorizar una coreo de Country Line Dance

Para bailar Country Line Dance tendrás que saber cómo memorizar las coreografías y los grupos de pasos. Es mucho más sencillo de lo que parece.

¿Te cuesta aprender las nuevas coreografías? Cuando bailas, ¿intentas ver todo el tiempo lo que hacen los demás para hacer lo mismo? Tienes un problema de memoria y lo solucionaremos. Vamos a ver cómo memorizar una coreografía de country line dance.

Tras casi 15 años de experiencia enseñando a bailar Country Line Dance, te puedo asegurar que cualquier persona puede aprender y hacerlo muy bien. No se requiere ninguna capacidad física especial. Sólo hay una condición indispensable: estar dispuesto a aprender.

No conozco ninguna actividad que no requiera algo de práctica o aprendizaje. ¿Tú sí?

 

Sin esfuerzo no hay recompensa.

Dificultad para memorizar
Cuando no salen bien las cosas te desesperas. Pero todo tiene solución con un poco de esfuerzo.

En un artículo anterior vimos cuáles son los principales problemas al aprender a bailar y cómo solucionarlos. Básicamente se reducían a problemas de orientación, problemas al colocar el peso de tu cuerpo y la memoria.

Ahora nos centraremos exclusivamente en la memoria. Si no consigues memorizar las coreografías acabarás abandonando una actividad que es excelente para tu estado físico y, sobre todo, para la salud de tu cerebro. Y no queremos que esto suceda, ¿verdad?

Los cursos de iniciación

Los cursos presenciales son el mejor modo para aprender a bailar. Siempre que puedas, acude a clases de country line dance con un buen profesor.

Sin embargo, un curso online o una correcta selección de vídeos tutoriales, son una buena alternativa. Tanto si acudes o no a clases presenciales, apoyarte en vídeos tutoriales es muy importante. Si no sabes cómo aprender con ellos, aquí tienes un artículo que te cuenta el mejor modo de hacerlo.

Cuando aprendes o practicas en casa con un vídeo tutorial no tienes distracciones y es más fácil que te concentres y memorices la información.

A cada nuevo curso acuden personas interesadas e ilusionadas por aprender a bailar Country Line Dance. Hay quien llega por recomendación, sin saber muy bien qué es eso del baile country en línea.

Algunos suponen que “No puede ser muy distinto a bailar salsa o a ir a bailar a una discoteca”. Aunque en realidad no tiene nada que ver con ninguna otra forma de baile.

Nosotros aprendemos grupos de pasos, muchísimos más que los que tienen otras formas de baile, y estos se utilizan en coreografías. Una para cada canción. Toda esta información hay que procesarla y memorizarla. No hay alternativa.

Interés, el ingrediente fundamental

Sin esfuerzo no hay recompensa, ¿Recuerdas?

Si no memorizas la coreografía no podrás bailar y abandonarás.

La mayoría de las personas que abandonan lo hacen sin más, simplemente dejan de venir. Pero algunas me cuentan sus motivos. Estos son algunos de ellos:

“Yo sólo quería hacer algo que me distrajera y no me hiciera pensar”.

“Ya realizo bastantes esfuerzos en la vida como para tener que hacer otro para aprender a bailar”.

“Yo no memorizo, jamás he memorizado nada y no quiero empezar a hacerlo ahora”.

En serio, esto me lo han dicho.

Todo el mundo puede memorizar. Los animales lo hacen. Y, por cierto, cuanto más practicas más fácil te resulta.

Pero para conseguirlo es necesario tener interés. Para alcanzar cualquier objetivo, el que sea, sólo necesitas desearlo lo suficiente y tener la voluntad de recorrer el camino hasta llegar a la meta.

Hablando así puede dar la sensación que aprender a bailar Country Line Dance es un reto casi tan complicado como viajar a Marte. En absoluto. Cualquier persona puede hacerlo. Mira en los vídeos, ¡¡¡todos somos normales!!!

Cómo memorizar una coreografía -Todo el mundo puede bailar
Cualquier persona puede bailar Country Line Dance, no se requiere ninguna condición física especial.

Como memorizar la letra de una canción

¿Sabes alguna canción? La que sea. Una canción infantil, una canción en otro idioma, da igual. Lo normal es que digas que sí. Seguro que al menos una vez en la vida memorizaste la letra de una canción.

¿Te acuerdas de cómo lo hiciste?

Lo más probable es que tomaras la primera frase y la repitieras un montón de veces. Luego hiciste lo mismo con la segunda frase y uniste las dos. Y las repetiste juntas varias veces. Seguiste haciendo lo mismo hasta completar la canción.

Cuando te has aprendido la letra de la canción ya puedes cantar. Y si lo haces suficientes veces y de forma regular, esa canción estará siempre en tu memoria.

Cómo memorizar una coreografía - Cantando
No importa si cantas bien o mal, si puedes memorizar una canción, puedes bailar.

Pero si después de aprenderla no la cantas, la olvidarás. Por completo. Con suerte recordarás el estribillo. Nada más.

¿Qué tal con los números de teléfono?

No se lo digas a María, pero no me sé el número de su teléfono móvil. Tampoco recuerdo el teléfono fijo de nuestra casa. El motivo es que hago click en mi móvil y éste se encarga de marcar el número y puedo hablar con María o con quien sea. No tengo ninguna necesidad de memorizar números de teléfono.

Pero recuerdo perfectamente el número de teléfono de la casa de mis padres, dónde vivía cuando era niño. También recuerdo el número de teléfono de la primera oficina en la que trabajé. Y un montón de números más. ¿Te acuerdas tú del teléfono de la casa donde naciste?

Y es que entonces no había teléfonos inteligentes a los que dices “llama a María” y María aparece como por arte de magia.

Pero ¿por qué no he olvidado el número de teléfono de la casa de mis padres al que no llamo desde hace 20 años? Simplemente por la enorme cantidad de veces que marqué ese número.

¿Qué más cosas recuerdas que hace un instante ni pensabas en ellas?

¿Recuerdas el nombre completo de algún compañero de la escuela? ¿La matrícula de tu primer coche? ¿Recuerdas tu número del Documento Nacional de Identidad? Pero seguro que no recuerdas el de la Seguridad Social.

Básicamente recuerdas la información que has repetido muchas veces y la que usas con asiduidad. Si la usas a menudo, en realidad la estás recordando un montón de veces.

¿Recuerdas cuando había que memorizar los números de teléfono?

Cómo memorizar una coreografía

Si reflexionas sobre lo que has leído, ya puedes deducir cómo memorizar una coreografía de Country Line Dance por tu cuenta del modo más efectivo.

Básicamente, hazlo como quien aprende una canción. Aprende la primera frase y repítela tantas veces como sea necesario.

Puede que tú necesites menos repeticiones que yo. O puede que más. No importa. Con el número suficiente de repeticiones, la memorizarás.

Luego añade la segunda frase y aplica las repeticiones necesarias.

Y sigue así hasta completar la coreografía.

Si no practicas el baile lo olvidarás rápidamente.

Pero ¿hay algún truco para que el recuerdo sea más rápido y más permanente?

Sin duda.

Cómo memorizar más rápido y mejor

Partimos de la base que tienes interés en aprender a bailar. En caso contrario es mejor que no pierdas el tiempo.

Para sacarle el máximo partido a tu memoria en general, pero para aprender un baile en particular, necesitas unos pocos ingredientes:

  1. Concentración
  2. Repetición
  3. Dibujar un mapa mental del baile

1. Concentración, vas a aprender un número de teléfono

Concentración significa centrar tu atención en lo que estás haciendo. El baile en general, igual que otras actividades lúdicas, te ayuda a desestresarte porque aleja las preocupaciones de tu mente.

Tienes que poner el foco en lo que estás haciendo y mantenerlo mientras dure el ejercicio.

Intenta reconocer los grupos de pasos y llámalos por su nombre. Trabaja en grupos de ocho tiempos y repite mentalmente o a viva voz los pasos que estás haciendo. Canta.

Cada paso que das, es un número del 1 al 8. Si, por ejemplo, el número dos es un paso del pie derecho a la derecha, intenta imaginarlo así. Cuando cuentas “2”, en tu mente ves tu pie derecho que ha dado un paso a la derecha.

No dejes que nada te distraiga. Si algo del trabajo ha quedado pendiente, no es este el momento de arreglarlo.

Cuando tienes identificados los ocho pasos, los “ocho números”, ahora es el momento de fijarlos en tu memoria. Lo harás con la repetición.

2. Repetición

¿Recuerdas cómo memorizar una canción? Repitiendo cada frase una y otra vez hasta que quede fija en tu memoria. Pues esto mismo tienes que hacer con los ocho pasos que has aprendido.

No pienses en el paso que estás haciendo sino en el que va a venir. Haz que tu cerebro trabaje trayendo la información que necesitarás. Sólo puede hacerlo si la ha fijado en la memoria.

Si sólo imitas lo que ves no estás memorizando nada.

Si estás en una clase presencial con un profesor, él se encargará de las repeticiones.

¡Cuidado! Él está haciendo todo el trabajo. Él es quien cuenta y quien canta los nombres de los pasos. Tú corres el riesgo de empezar a pensar en lo que te ha quedado pendiente en la oficina y simplemente imitar lo que ves. ¡Peligro! No estás memorizando nada.

Procura abstraerte del resto de la clase. Intenta incluso abstraerte de tu instructor. Repite los pasos y sus nombres en tu cabeza, una y otra vez. Olvídate de todo lo demás. Estás memorizando.

Un buen profesor irá añadiendo nuevos grupos de ocho tiempos a los que ya has aprendido, aumentando constantemente las repeticiones. Aprovecha cada una de ellas para visualizar lo que estás haciendo. Tienes que numerar y visualizar todos los pasos que das una y otra vez.

Si lo haces, grabarás en tu memoria todos los pasos y cuando suene la música podrás bailar como si no hubieras hecho nada más en todo el día.

Cuando acabe la clase, busca cualquier oportunidad para volver a bailar esa coreografía. Piensa en ese número de teléfono que hace años que no marcas pero aún recuerdas. Sigue en tu memoria porque lo marcaste infinidad de veces.

3. Dibujar un mapa mental del baile

Has memorizado todos los grupos de pasos. Te acuerdas de ellos. Pero ¿qué pasa con los giros?

En realidad, si has dado todos los pasos correctamente y has dejado tu peso siempre en el pie correcto, los giros deberían aparecer de forma natural, si el coreógrafo es bueno.

Si no quieres correr riesgos y asegurarte de que en cualquier pared recordarás cuándo y hacia qué lado girar, dibuja un mapa mental del baile.

Se trata de que registres en tu memoria la ruta que sigue el baile. Encontrarás un ejemplo gráfico en el vídeo que hay un poco más abajo.

Define un espacio. La pared frontal, aquella en la que empiezas el baile, es el Norte. A tu espalda está el Sur, a tu derecha el Este y a tu izquierda el Oeste. Nuestros puntos cardinales son imaginarios, no coinciden con el Norte y el Sur magnéticos.

Marca en rojo en tu mente el paso que te cambia de pared y apunta en tus neuronas qué pared tienes delante en ese punto. Si has empezado a bailar en el Norte y en un momento dado das un cuarto de vuelta a la derecha, ahora estás enfrente de la pared Este. Si más adelante das media vuelta, a cualquier lado, estarás frente a la pared Oeste.

Sólo necesitas memorizar lo que ocurre en la primera pared, porque en cuanto el baile vuelva a empezar desde el tiempo 1, la pared que tengas delante pasará a ser el Norte y, por tanto, todos los giros te llevarán al mismo lugar que antes.

Cuando sigues un mapa, buscas el camino que va a venir. Haz lo mismo al bailar. Cuando estés haciendo un grupo de pasos, piensa en el grupo que va a venir, no en el que estás haciendo.

En el recuadro de arriba a la derecha de este vídeo puedes ver cómo se dibuja la ruta que sigue este baile. Memoriza mentalmente la ruta de cada coreografía y te resultará mucho más sencillo efectuar los cambios de pared.

Es mucho más fácil de lo que parece.

En cuanto sepas cómo memorizar una coreografía y empieces a hacerlo, notarás que cada vez es más sencillo. Aunque el baile sea más complicado, te parecerá que te cuesta mucho menos aprenderlo.

La mayor satisfacción la tendrás cuando bailes como lo hacen todos los demás, disfrutando del momento, de la música y del ambiente.

Si te atascas, utiliza los comentarios de la página, más abajo, y entre todos te ayudaremos.

Sería una pena que te perdieras algo tan fantástico y beneficioso para tu salud como el Country Line Dance por un pequeño problema de memorización. ¿No te parece?

Xavi Barrera

Enseñando a bailar Country Line Dance desde 2004.

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. Javier Palomino

    Es tal el aluvión de bailes nuevos que, o tiras de técnica (aparte de entusiasmo) para aprender, o, a mí por lo menos me pasa, te pilla el toro! Muchas gracias, Xavi. Estelar, como de costumbre.

    1. Xavi Barrera

      Muchísimas gracias por tu comentario, Javi.
      Te confieso que escribir este artículo a mí también me ha resultado de utilidad. ¡¡¡Por fin he memorizado el número de teléfono de María!!! ☝😃

  2. Elena Garcia

    Muchas gracias por el artículo y tus consejos Xavi. Es cierto, sin esfuerzo no se aprende nada. Me ha encantado la reflexión y empezaré a utilizar el mapa mental de la coreo, es más lo voy a aplicar a otras disciplinas de baile. 👍🏻☺️

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentario, Elena.
      Celebro que te haya gustado el artículo. Si te acuerdas, comentanos qué tal te va incorporar estas estratégias para memorizar más rápido una vez las hayas probado.
      😘👍

  3. Manu Perez

    Muy bueno Teacher.
    Siempre saco algo en claro de tus artículos.
    Hace muchos años alguien me dijo, que al bailar no sólo utilizamos la memoria de nuestra “almendra”, sino que también utilizamos lo que llamamos memoria muscular, y es ésa que sale sin darte cuenta cuando te dejas llevar en un baile que crees no recordar.
    A la espera del próximo.

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentario Manu.
      No había oído ese término de “memoria muscular” referido a la información que sale de forma inconsciente. Pero entiendo lo que dices y estoy de acuerdo. Cuando has bailado mucho un baile es sorprendente como los pies se siguen moviendo casi sólos.

  4. Mercedes Molina

    Super de acuerdo en todo. Hay que hacer un pequeño o a veces gran esfuerzo por conseguir cosas que nos hacen felices o simplemente nos gustan o queremos, como todo en la vida.
    Si no las mantenemos se van por el agujero de la memoria y del interés , y quedan en nada.

    Cuando sabes muchos bailes, a veces das por hecho alguno ( no hay nada peor que dar por hecho algo…igual el baile te ha olvidado a tí), y te sorprende ver que no te acuerdas, pero a la tercera vuelta si está bien aprendido lo vuelves a recordar con alegria.

    Un sólo apunte , además de memorizar y hacer el mapa, es importante ver que es un todo con la música y que ahí es donde ves que el baile tiene todo el sentido y lo haces tuyo. A mi esto me ayuda mucho ,si el baile está bien hecho, claro.

    Gran artículo y cartel !!! Gracias amigo :)))

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentario, Merche.
      Tienes mucha razón.
      Con relativa frecuencia me sorprendo a mí mismo aprendiendo coreografías con ¡¡¡mis vídeos!!! Y es que la falta de práctica hace que se olviden viejos bailes. Y, en ocasiones, no tan viejos.
      Sólo aquellos bailes que me he hartado de bailar una y mil veces permanecen imperturbables en mi memoria.
      Pero como dices, aún aquel baile que parecía totalmente olvidado, vuelve sólo, casi por arte de magia, si saltas a la pista y te dejas llevar por la música. Parecía olvidado pero en realidad estaba guardado en el desván de nuestra memoria, por si acaso.

Deja un comentario

Cerrar menú