Problemas al aprender a bailar Country Line Dance
Problemas al aprender a bailar Country Line Dance
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

Principales problemas al aprender a bailar Country Line Dance

¿Cuáles son los principales problemas al aprender a bailar Country Line Dance? Aquí los identificamos para que puedas resolverlos con facilidad.

Durante todos estos años enseñando, como es lógico, yo mismo he sufrido escollos que he tenido que superar. Además, algunos de mis alumnos han reclamado abiertamente ayuda para conseguir aprender con efectividad.

Otras personas, demasiadas, tienen una especie de timidez que les impide decir “profe, no puedo hacer esto, ¿me puedes ayudar?” Y es una pena, porque sí que podría echarles una mano.

Tras más de 14 años enseñando, tengo muy claro cuáles son los problemas al aprender a bailar Country Line Dance. Las dificultades con las que se encuentran la mayoría de personas son muy parecidas.

La frustración de no poder hacer lo que hacen los demás.

Lo peor de todo es cuando ves que todo el mundo está disfrutando de un baile fantástico y divertido y tú, por más empeño que le pones, no eres capaz de bailarlo con soltura. Te das cuenta que bailas de un modo torpe y lleno de errores.

Entonces es muy probable que acabes diciendo “es que a mi este baile no me gusta nada, me parece horroroso” y los demás te digan, “¡¿En serio!? ¡Pero si es fantástico!”

 Y eso es muy frustrante.

¡Pero tiene solución!

Problemas al aprender a bailar country line dance - frustración
La frustración te invade cuando ves que no eres capaz de hacer lo que los demás hacen sin dificultad. ¡Si ellos pueden, tú puedes!

Todos los problemas al aprender a bailar Country Line Dance con los que te encuentras tienen principalmente dos orígenes:

1.- Pie bloqueado: colocar tu peso en el pie equivocado.

2.- Dificultades varias con la memorización del baile.

No sabría decir cuál de estas dos causas es la más común porque ambas se repiten con mucha frecuencia.

Pero empecemos con la que tiene más fácil solución:

Colocar tu peso en el pie equivocado.

Colocar tu peso en el pie equivocado va a impedir que puedas seguir bailando de forma correcta. Tendrá consecuencias negativas en los siguientes pasos.

Imagina que tienes que dar un paso con tu pie izquierdo. Justo en el paso anterior, el peso de tu cuerpo tiene que descansar sobre el pie derecho. Eso deja libre a tu pie izquierdo para que se mueva en cualquier dirección.

Pero, si has dejado el peso sobre el pie izquierdo, en lugar del derecho, no podrás mover ese pie izquierdo. Lo estás bloqueando con tu peso.

A partir de ahí, darás un paso con tu pie derecho en lugar del izquierdo. Ya no podrás seguir bailando como los demás. Es posible que decidas hacer un cambio rápido de peso, pero esto te hará perder tiempo. Notarás como has perdido la sincronización con los demás linedancers y con la música.

Si el paso que debes dar con tu pie izquierdo es un giro, apuesta lo que quieras que si lo tienes bloqueado girarás en sentido contrario al resto de la gente que baila contigo. Y desde ese instante, todo lo que hagas estará mal.

Cuando colocas el peso de tu cuerpo sobre un pie, dejas al otro libre para moverse en cualquier dirección.

¿Qué tal si leemos la hoja de pasos?

Lo ideal sería la hoja de pasos, si ésta estuviera bien hecha. Pero lamentablemente, muy poca gente hace ya hojas de pasos y la mayoría no sirven absolutamente para nada. Son una total pérdida de tiempo para quien las escribe y aún más para quien las pretende leer.

Mira, esto es lo que han escrito en su hoja de pasos una pareja de reconocidísimos coreógrafos europeos para describir un triple step sincopado con Scuff (en dos tiempos):

1y2: y PD paso diag. frontal derecha: cruza justo detrás de PD – PD paso diag. derecho, frontal, PI Scuff, al lado de PD.

Y así es como te lo encontrarías en cualquier hoja de pasos de esta web:

&– Paso pie derecho en diagonal delantera derecha

1– (Lock) Paso pie izquierdo por la derecha del derecho

&– Paso pie derecho en diagonal delantera derecha

2– Scuff pie izquierdo al lado del derecho

Si la hoja de pasos está bien hecha, es el mejor modo para solucionar el problema de tener un pie bloqueado por tu peso.

Fíjate en el ejemplo anterior. En el tiempo 2 dice “Scuff pie izquierdo al lado del derecho”. Un Scuff es una patada rozando el suelo. Para poder hacerlo, está claro que tu peso tiene que estar sobre el pie derecho. Eso deja libre al izquierdo para que haga un Scuff o cualquier otra cosa.

Si ves el paso anterior, & (es “&” porque es un grupo sincopado, con pasos intermedios entre tiempos), dice “paso pie derecho en diagonal delantera derecha”. Si efectivamente has dado ese paso, por fuerza tienes que haber dejado tu peso sobre ese pie. Es lo que haces cuando andas. Pones tu peso sobre el pie que avanza y así puedes mover el otro hacia el siguiente paso.

Los vídeos tutoriales de Aprende Country Line Dance

Cualquiera de los vídeos tutoriales de esta página web separa las coreografías en grupos de ocho tiempos. Estos grupos se repiten en cámara lenta, con cada uno de los pasos numerados. En el caso de que haya grupos sincopados, verás los pasos intermedios numerados con esas “&”.

Cuando tengas un problema al dar un paso, el origen está en el paso anterior. Si tienes que mover el pie derecho pero está bloqueado, la solución está en el movimiento previo.

Consulta el vídeo de la coreografía que te da problemas. Fíjate en la repetición del grupo de 8 tiempos en los que tienes esa dificultad.

Intenta repetir esos 8 tiempos también en cámara lenta. Muy despacio.

Descubrirás como, por ejemplo, en un “Rock-Step”, no has devuelto el peso al pie que no se mueve. O cómo en “media vuelta militar”, has pasado tu peso al pie que “empuja” y has liberado el que hace de “eje”. Este error es tremendamente común.

Principales problemas al aprender a bailar counry line dance - videos tutoriales
En los vídeos tutoriales, los de color azul, tienes los pasos de cada coreografía separados en grupos de ocho tiempos, numerados y en cámara lenta

Cuando localices los pasos que te dan problema, repítelos una y otra vez, despacio pero de forma correcta. Tal vez sea necesario que cortes esos ocho tiempos en grupos más pequeños, de dos o tres pasos.

Cuando desaparezca la dificultad, porque ya puedes ejecutar correctamente todos los pasos de ese grupo, imprime velocidad. Cuenta, 1, 2, 3, 4… …7 y 8 a cada paso. Contando más deprisa podrás incrementar la velocidad.

Ahora, ya puedes bailar esa coreografía sin problemas. Tendrás una enorme sensación de satisfacción y ese baile, de repente, te va a gustar mucho más.

Dificultades varias con la memorización del baile

Uno de los grandes beneficios del Country Line Dance es que, de largo, es lo mejor que puedes hacer para incrementar el rendimiento de tu cerebro, para mejorar tu inteligencia. Y también para protegerlo contra las enfermedades mentales de la tercera edad.

La memorización de las coreografías es fundamental. Por tanto, algunos de los principales problemas al aprender a bailar Country Line Dance están relacionados con la memoria. O, más que con la memoria, con el proceso de memorización.

Salvo que haya alguna enfermedad, la memoria mejora de forma casi ilimitada sólo con utilizarla.

Memorizar requiere de técnica. Pero lo que a mí me funciona mejor no tiene por qué ser el mejor método para ti.

Tras mis años de experiencia enseñando, he llegado a la conclusión que los principales problemas de memorización consisten en que, en realidad, no hacemos ningún esfuerzo útil para memorizar. Preferimos imitar lo que hacen los demás cuando, en clase, todo va suficientemente despacio.

El desastre aparece cuando suena la música y el ritmo del baile es demasiado rápido. Entonces ya no podemos repetir lo que vemos hacer a los demás. Se acabó. Ya no podemos bailar. Y lo peor de todo es que prácticamente no recordamos ni un solo paso de los que nos han enseñado.

Para solucionar este problema, lee estos artículos:

¿Imitas o memorizas?

Cómo memorizar una coreografía de Country Line Dance

El primero te ayudará a descubrir dónde estás fallando y el segundo te dará los ingredientes para solucionarlo. 

Al cambiar de pared todo es diferente

No, no lo es.

Todo sigue siendo igual. Los pasos son los mismos y se suceden en el mismo orden. Los giros son en el mismo sentido y nada ha cambiado, sólo la pared.

No te puedes imaginar la de veces que he oído esta queja: “es que cuando cambiamos de pared, es mucho más difícil”. Así que este es otro de los principales problemas al aprender a bailar Country Line Dance.

Y, curiosamente, casi no hay hombres que se quejen de esto. La inmensa mayoría de quejas en este sentido viene de mujeres.

¿Por qué las mujeres se desorientan al cambiar de pared y los hombres no?

Siempre me ha interesado muchísimo todo lo relacionado con el Espacio. Pisar la Luna me parece el reto más impresionante que ha superado la humanidad.

En los años 70, cancelada la misión Apolo -la que llevó al Hombre a la Luna- la NASA pedía fondos al Congreso de los Estados Unidos para emprender nuevas misiones.

La respuesta del congreso fue que la NASA debía incluir a las mujeres en el programa espacial. Se acabó eso de que los astronautas fueran sólo hombres.

Este requisito no encontró ningún reparo por parte de la agencia espacial. Las primeras mujeres se incorporaron a los programas de entrenamiento para astronautas en 1978.

Pero a nadie se le ocurrió pensar que algunas de las pruebas que superaran los astronautas no eran tan eficaces con las mujeres.

Al investigarlo, se llegó a la conclusión de que los hombres se fían principalmente en el sentido del equilibrio y en la lectura de los instrumentos para orientarse en el espacio.

Pero las mujeres prefieren fiarse más en lo que ven. Y eso es inútil en el Espacio. Fuera de la Tierra no hay diferencias entre arriba y abajo, por ejemplo.

Una vez detectado el problema, la NASA diseñó nuevos ejercicios específicos para las mujeres. Éstas han resultado ser astronautas tan eficaces como los hombres.

Las pruebas de entrenamiento para astronautas demostraron que las mujeres utilizan parámetros distintos que los hombres para orientarse.

Si quieres averiguar más acerca de los estudios realizados sobre las diferencias entre hombres y mujeres en el Espacio, aquí tienes un completo trabajo publicado por la NASA en 2014 que cuenta cómo hombres y mujeres se adaptan de distinto modo al Espacio.

La NASA aceptó a las primeras mujeres astronautas en 1978. Tras adaptar los métodos de entrenamiento, no hay diferencia entre sexos en cuanto a la eficacia en el Espacio.

¿Qué tienen que ver las astronautas con el baile y cómo se soluciona el problema de las paredes?

La relación de las astronautas con el problema del cambio de pared se relaciona por el modo de orientarse. Al fin y al cabo todas son mujeres y comparten su particular modo de ubicarse en el espacio. La vista es la que manda.

Cuando cambia el entorno aparecen problemas con lo que ahora es derecha e izquierda, por ejemplo. Pero igual que una astronauta muestra su excelencia en el Espacio tu puedes brillar en la pista de baile.

El origen de este problema se encuentra en el instante que estás aprendiendo los pasos. Relacionas los movimientos que haces con tu entorno. Al cambiar el entorno, esa relación se rompe y no puedes seguir la sucesión de pasos. 

Veamos cómo se puede arreglar.

Lo que mejor funciona para solucionar este problema es memorizar un mapa del baile.

Cuando estás aprendiendo la coreografía, tienes que dibujar la ruta del baile. Tienes que visualizar un espacio tridimensional sin un fondo concreto. Imagina en tu mente que estás en una habitación con cuatro paredes totalmente blancas. Hasta el suelo es blanco.

Tus referencias son la pared que tienes delante, la de tu izquierda, la de tu derecha y la de atrás. En realidad, estás fijando los puntos cardinales, Norte, Sur, Este y Oeste.

Conforme vas aprendiendo la coreografía, dibuja mentalmente la trayectoria que sigues en relación a esas cuatro paredes. Adelante, atrás, derecha e izquierda. Memoriza los giros. Un cuarto de vuelta a la derecha en el primer grupo de pasos. Tres cuartos de vuelta a la izquierda en el último grupo de pasos… Y marca bien en ese mapa, cuál es la siguiente pared en la que la coreografía vuelve a empezar. Cuando llegas de nuevo al primer paso del baile, la pared que tienes en frente es ahora el “Norte”.

Haz esto mientras estás aprendiendo el baile, no importa si es en una clase presencial o en tu casa con un vídeo. Se trata de que cuando acabe la clase, antes de poner la música, hayas memorizado no sólo los pasos sino también la ruta que siguen.

Cuando empieces a bailar, simplemente sigue esa ruta que has memorizado. Evita fijarte en las paredes reales, baja tu vista y mira al suelo. Tranquila, en cuanto hayas bailado esa coreo algunas veces, ya no tendrás ningún problema. No sólo podrás mirar lo que te apetezca sino que probablemente puedas hacer comentarios a tu vecino de baile sin perder el compás.

Conclusión

Los principales problemas al aprender a bailar Country Line Dance se nos presentan a todos. Sí, a mí también.

Confieso que en los workshops frecuentemente lo paso bastante mal aprendiendo los bailes que enseñan algunos reconocidos coreógrafos. Y es que una cosa es bailar y otra muy distinta enseñar.

Recientemente, en un workshop le dije a una encantadora coreógrafa italiana que hace bailes espectaculares: “no te preocupes, me aprenderé tu baile tranquilamente en casa cuando salga mi vídeo”. Lo cierto es que el vídeo aún no ha salido, pero en Madrid ya lo bailamos unos cuantos.

Y sin embargo, otras personas aprenden esas coreos en un abrir y cerrar de ojos.

Está claro que no somos iguales. Algunos necesitamos más tiempo que otros. No pasa nada mientras no te rindas.

Te lo prometo, si yo puedo tú puedes.

Xavi Barrera

Enseñando a bailar Country Line Dance desde 2004.

Esta entrada tiene 12 comentarios

  1. Beatriz Pazo

    Me gustan mucho tus artículos, Xavy. Está muy bien que un profe tan experimentado como vos siga repitiendo que cada cual aprende a su modo y a su tiempo. Gracias!

    1. Xavi Barrera

      Te agradezco mucho tu comentario, Beatriz.
      Efectivamente, todos tenemos nuestro ritmo al aprender. No se debe forzar a nadie a aprender a una velocidad determinada, eso sólo puede crear frustración.
      Mi objetivo en las clases de principiantes, de personas que no han bailado nunca, no es tanto enseñarles coreografías como enseñarles a aprender. Cuando aprendes a memorizar y a organizar las coreografías en tu mente, entonces aprender nuevos bailes ya no es complicado. Además, hay que dar tiempo a que los pies se acostumbren a hacer nuevos movimientos que no habían hecho nunca antes.
      Despacio, pero constante.

  2. Loli Fuentes

    Muy bien explicado Xavi. Me encanta tu artículo.Creo que todos hemos pasado por lo que cuentas y muy cierto en que lo importante es no rendirse, practicar y seguir practicando es lo que te hace coger soltura para poder bailar todos esos bailes que te entusiasman. Tener paciencia, con el tiempo llegas a poder coger los bailes, cada vez con más facilidad. Lo importante es disfrutar de lo que bailas…

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentario Loli.
      Es exactamente como dices. La practica es fundamental. No sólo en el baile, en cualquier actividad que hagas cuanto más practicas mejor lo haces.
      Pero cuando se presenta algún escollo que te impide avanzar, reconocer cuál es el problema es fundamental para poder solucionarlo.
      Ayer en clase, en el Círculo de Baile, una compañera tenía estaba sufriendo el problema de llegar con el peso en el pie cambiado. La coreografía era Heart of Life (https://aprendecountrylinedance.com/h/heart-of-life-line-dance). En un grupo de pasos hay que hacer cuatro rock-step con media vuelta seguidos. Tras el último rock-step hay que hacer un básico (grapevine) a la izquierda. Pero el básico no entraba.
      El problema estaba en el último rock-step. No hacía el “step”, o sea, devolver el peso al pie derecho (lo que libera al izquierdo para hacer el básico).
      Le dije, “cuenta los rock-step del un al 8 y verás que el “8” no lo haces.
      Problema solucionado.

  3. Susana Oporto

    Muy interesante este artículo. Has descrito muy bien, todo lo que sucede cuando empiezas a bailar Country Line Dance.
    Recuerdo el primer día cuando fuimos a clase. Nos reiamos porque no conseguíamos hacer, un paso bien. Pero poco a poco y practicando en casa, lo conseguimos.
    No hay que frustrarse. Hay que intentarlo y sobre todo disfrutar bailando. No importa si lo haces bien o mal, lo que importa es disfrutar.
    Muy curioso el apartado sobre porque se desorientan más las mujeres que los hombres y lo relativo al espacio. Pensaba que era todo cuestión de hormonas…
    Muchas gracias Xavi por este nuevo y gran artículo.

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias a ti, Susana.
      Si, todos hemos tenido una primera vez. Un “primer día” en el que nuestros pies se niegan rotundamente a hacer lo que les pedimos.
      Mi primer día fue muy largo. Duró varios meses. Tal vez más. Pero claro, entonces no existía Aprende Country Line Dance. Caramba, ¡ni siquiera existía Youtube! 😏

  4. Mercedes Molina

    Y lo diver que es monear y pasrlo bien con el de al lado , el de delante y el de detrás??

    ¿Equivocarte e intentarlo en la siguiente vuelta SIN RENDIRSE y no perder el ritmo ?? Nos pasa a todos ( a mi mucho), te ries de ti mismo, sigues y al final todo sale . No hay nadie torpe , es cuestión de ganas , pasión y práctica.

    Bailar te hace más inteligente, coordinado , guapo😊 y sobre todo feliz!!!

    Artículo y cartel me encantan . De aquí a la NASA. Gracias amigo.

    1. Xavi Barrera

      Ostras, Mercedes, lo has clavado.
      Lo que más me gusta es eso de que “bailar te hace más inteligente, coordinado , guapo y sobre todo feliz!!!” ¡Porque realmente es así!

  5. Deivi Castro

    Está claro, todo el mundo puede. Y todos sabemos que hay que dedicarle tiempo (el baile, como todo, es cuestión de “horas de vuelo”), pero ahora, gracias a tu artículo, podemos saber en qué invertir ese tiempo: En estimular la memoria, en ejercicios de orientación, o en concentrarnos en el equilibrio.

    Muchas gracias por el artículo, Xavi!! 😀

    1. Xavi Barrera

      Muchísimas gracias a ti por tu comentario, Deivi.
      Es justo como dices, horas de vuelo.
      El martes pasado alguien me preguntó al veros bailar, “¿cuáto lleva esta gente bailando?”
      Le conteste, “no sabría decirte…”
      “¿Pero no les has enseñado tú?” Insistió
      “Sí, pero no puedo decirte cuántas horas le han dedicado por su cuenta”. Contesté.
      Este es el secreto, las horas que le dedicas a cualquier actividad. Cuantas más horas, mejor lo haces.

  6. Manu Perez

    Muyyyy bueno Teacher.
    La verdad es que el problema con los pesos, al venir de otras disciplinas, no ha sido tanto.
    Lo del cambio de pared es algo que, después de unos cuantos años en ésto del country, no debería ocurrirme pero todavía me pasa de vez en cuando, aunque estoy convencido que muchas veces es porque ando moneando con quien tengo al lado.
    Lo que si pondré en práctica es lo de la memoria.
    Para variar, siempre saco algo de provecho de tus artículos.
    Gracias por éstas cosillas.

    1. Xavi Barrera

      Muchísimas gracias Manu.
      Efectivamente, en tu caso no creo que el cambio de pared te ocasione problemas de orientación. Más bien, como dices, problemas de “distracción”. 😂😂😂

Deja un comentario

Cerrar menú