¿Imitas o memorizas?
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

¿Imitas o memorizas?

¿Por qué parece que eres el único incapaz de aprender una coreografía? Necesitas mejorar la memoria.

¡Pero si yo me la sabía! ¿Qué me pasa? ¿Qué puedo hacer para mejorar la memoria?

Estás en clase y aprendes los pasos como todos los demás pero cuando suena la música parece que se te ha olvidado todo. Los otros disfrutan del baile pero tú estás desesperado viendo lo que hacen e intentando recordarlo todo. ¿Le pasa algo a tu memoria? ¿Necesitas ir al médico?

En absoluto. Lo único que necesitas es memorizar en lugar de imitar.

Es cierto que al principio puede parecer que le ocurre algo a tu cerebro, que no es capaz de retener lo que aprende. La buena noticia es que no le pasa nada, es normal. Parece que no es capaz de retener lo que aprende porque en realidad no aprende nada. Pero, ¿Y por qué los demás sí?

Mecánica cerebral

Lo que ocurre es que cuando estás en clase y el profesor va enseñando y repasando los diferentes grupos de pasos de la coreografía, en realidad no memorizas nada. Sólo imitas lo que ves. Repites los movimientos que ves hacer a los demás, sobre todo los del profe.

El cerebro es nuestro “ordenador central”. Estamos vivos porque es capaz de manejar todas las funciones básicas imprescindibles, y lo hace “en segundo plano”, sin que seamos conscientes de ello. Eso deja un gran espacio para que, de forma consciente, podamos aprender cosas y mejorar la memoria. Aún así, si puede evitar el “exceso de trabajo”, lo hará.

Cuanto menos uses tu cerebro, más te costará usarlo cuando te haga falta.

Memorizar un baile es como construir un puzle. El cerebro tiene que recordar dónde va cada pieza. Si no haces el esfuerzo de memorizar y en su lugar sólo imitas lo que ves, lo único que consigues es un montón de piezas desordenadas.

Esto que puede parecer una cosa horrible, en realidad, lo es. Es terrible. Pero la contraria es cierta, si empezamos a usar el cerebro, cada vez nos costará menos sacarle partido. Y recuerda que bailar es el mejor ejercicio que puedes hacer para mejorar la inteligencia.

Cuanto más uses tu cerebro, más efectivo será.

¿Qué puedes hacer para aprender una coreografía? Cuando el profe repite los mismos pasos una y otra vez en clase lo hace por una razón, ayudarte a memorizar. Lo que tienes que hacer es repetir en tu cabeza esos mismos pasos, constantemente. Cada vez que aprendes un nuevo movimiento en la estructura del baile, haz una imagen mental de toda la secuencia hasta ese nuevo paso. Es como sumar eslabones en una cadena, pero cada vez que pones un nuevo eslabón, tu cerebro ha de contarlos todos de nuevo. Este proceso te ayuda a memorizar. Fija la secuencia de pasos en tu cerebro. Y, mientras lo haces, tienes a tu cerebro “conectado”, en posición “ON”.

Dejar que los demás hagan el trabajo es una muy mala idea para tu cerebro.

Es mucho más cómodo y relajado no hacer ningún esfuerzo mental. Parece que lo único que hay que hacer es mover una pierna del modo más parecido a cómo lo ha hecho el profe. ¡Súper sencillo! Mientras tanto, puedes ir pensando en tus cosas, en con quién vas a quedar a cenar mañana, si el fin de semana en la casa rural era este o el siguiente… Y sigue imitando. Cuando el profe da por finalizada la fase de enseñanza y pasa a poner música tú piensas, “estupendo, me ha salido de lujo”. Aunque en realidad no tienes ni idea de lo que has hecho porque tu cerebro ha estado desconectado todo el tiempo, ha estado “OFF”. No has memorizado nada. Suena la música y tu ni idea de lo que hay que hacer.

Enciende el cerebro

Lo peor es que ¡los demás están bailando!

¿Cuál es la solución?

Para mejorar la memoria necesitas poner tu cerebro en posición “ON”, encendido. Si tienes falta de costumbre, al principio te costará un poco, pero no hay otra. Cuando estés aprendiendo algo, no importa si es una coreografía o la estructura de las partículas subatómicas, concéntrate en lo que haces. Respecto al baile, usa tus ojos únicamente para confirmar que estás haciendo lo correcto, pero no para imitar. Haz lo que oyes, no lo que ves. Intenta aprender mirando tus propios pies, aunque no sea elegante. Es un modo de limitar tu campo de visión y concéntrate en lo que haces.

El profe va cantando los grupos de pasos, que si un jazzbox con el pie derecho, o un rock step cruzado por detrás… Repite mentalmente esa información y cuando oigas “jazzbox” visualiza en tu mente los cuatro pasos de ese grupo. Ves enlazando la cadena de movimientos, eslabón tras eslabón, repitiéndolos todos desde el principio cada vez que añades una nueva pieza. Estás construyendo un mapa mental de la coreografía. Dibujas un mapa de pasos en tu cerebro. Cuando suena la música, lo único que tienes que hacer es seguir ese mapa. Él te llevará. Ha quedado fijado en tu cerebro. Hasta que no hayas bailado un montón de veces esa coreo, mantén tu cerebro muy atento a cada próximo movimiento. Estás memorizando.

Memorizar una coreografía de country line dance
Pincha en la imagen y aprende fácilmente el mejor modo para memorizar una coreografía de Country LIne Dance.

Con el tiempo, esa coreografía quedará tan fijada en tu memoria que pasará al “grupo de operaciones en segundo plano”. Cuando hace mucho que no practico un determinado baile y suena la música pienso “ya no me acuerdo de nada”. Pero como por arte de magia, los pies empiezan a enlazar un paso tras otro y en un par de vueltas es como si no lo hubiera dejado de bailar nunca. Está bien guardado en la memoria.

Ejercita tu memoria constantemente

Las actividades cotidianas nos dan muchas oportunidades para activar y mejorar la memoria. Simplemente, como un juego o como distracción, intenta memorizar información, desde el nombre del ministro de cultura al número de lotería que salió premiado ayer. Este es un excelente ejercicio para mejorar la memoria. Entrena tu cerebro, porque cuanto más lo hagas, más poderoso será.

Xavi Barrera

Enseñando a bailar Country Line Dance desde 2004.

Esta entrada tiene 14 comentarios

  1. Gracias Xavi por tu wassup y tus ánimos a las torpes o bueno a los que nos cuesta más
    Tienes toda la razón
    Practicaré mucho más e intentaré no coiar

  2. Felicidades por el artículo. Muy exclarecedor. La cuestión es poner la atención plena en todo lo que haces para que se quede mejor en nuestra consciencia. Hay una técnica más amplia llamada Mindfullness.

  3. Buen artículo. La verdad es que me quedo más tranquila pues pensaba que me pasaba sólo a mi. Me siento totalmente identificada. Hasta que no memorizo la coreo no logro disfrutar del baile. Luego es verdad que ya viene todo rodado. Saludos.

  4. ¡Muy didáctico y útil el post! Estoy de acuerdo que para aprender lo más importante es memorizar para interiorizarlo y que no se olvide. ¡A seguir poniéndolo en práctica!

    1. Xavi Barrera

      No hay que perder de vista que si ejercitamos nuestra memoria, además de nuevos bailes, estamos protegiendo nuestro cerebro de daños en el futuro.

  5. Maria Barrera

    Que bueno! Ademas memorizar los pasos hace que estes mas atento y te olvides del resto.
    Haces ejercicio y desconectas ! Me parece perfecto!!

  6. Me gustó mucho el artículo! Soy de las que precisa hacer que los movimientos coincidan con los tiempos para “aceptar” el ingreso de la información de la coreografía. Alguna vez que he estado en una clase donde explican demasiado rápido y sin detalle he pasado al modo “piloto automático” y después no me acuerdo nada. Luego, para no quedar atrás voy a buscar los videos en youtube para no quedarme atrás pero no es la idea.
    Gracias, Xavi!

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias a ti por tu comentario, Beatriz. Los vídeos son una excelente ayuda. Cuando llegas a tu casa, el profe ya no está y conviene practicar si quieres mejorar rápidamente. Entonces estás sola con los vídeos.

  7. Totalmente de acuerdo pero practicar es fundamental porque sino como yo no se progresa adecuadamente😜

    1. Xavi Barrera

      Tienes toda la razón Marga. La velocidad con la que progresas y mejoras es directamente proporcional al número de horas que practicas.

  8. Loli Fuentes

    Buen artículo Xavier, y que bien explicado.!!!!👏👏👏👏👏 A mi me funciona muy bien, concentrarme en mis pies y contar los pasos. Al principio tienes que mirar al profesor para ver cómo se hacen, pero luego te van saliendo solos. Totalmente cierto que si la coreo se queda grabada un tu cerebro, aunque lleves mucho tiempo sin bailarla, sorprendentemente eres capaz de recordarla cuando suena la música. 😉👌

    1. Xavi Barrera

      Estoy de acuerdo, Loli. Al final, cada uno de nosotros hemos de encontrar el modo que mejor nos va. Pero en cualquier caso, el cerebro tiene que estar conectado y en fase de aprender. Sólo imitar lo que ves es una total pérdida de tiempo. No memorizas nada.

Deja un comentario

Cerrar menú