O la usas o la pierdes: Cómo mejorar la inteligencia
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

Cómo mejorar la inteligencia

Conexiones neuronales
Relax Fidget-spinner

A lo largo de nuestra vida necesitamos hacer todo lo posible para mejorar la inteligencia. El cerebro destruye las conexiones neuronales que no usa. Si no realizas actividades que creen nuevas conexiones y aumenten tu reserva cognitiva, tu riesgo de padecer demencia y enfermedades mentales con la edad aumenta considerablemente.

Hay numerosos escritos que, durante siglos, han alabado los beneficios sobre la salud del baile, normalmente como ejercicio físico. Más recientemente han aparecido investigaciones que llevan esos beneficios mucho más allá en cuanto a salud. Hablamos de la reducción del estrés y el aumento del nivel de serotonina y la sensación de bienestar que ésa aporta. El baile es una excelente actividad para mejorar la inteligencia.

El más reciente beneficio que se atribuye al baile en general es que te hace más inteligente.

El baile como remedio a la demencia

Un importante estudio añade la evidencia de que la estimulación de la mente por el baile puede prevenir la enfermedad del Alzheimer y otras demencias. Del mismo modo como el ejercicio físico puede mantener el cuerpo en forma. El baile también aumenta la agudeza cognitiva a cualquier edad.

El New England Journal of Medicine ha publicado un detallado estudio. Se ha realizado durante 21 años en ciudadanos mayores, a partir de 75 años de edad en adelante. Esta investigación fue impulsada por el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York. Se trataba de medir objetivamente la variación de los niveles de agudeza mental con la edad. El método utilizado fue el de monitorizar tasas de demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer.

El estudio quería averiguar si alguna actividad lúdica, física o cognitiva, influenciaba la agudeza mental. El resultado fue que algunas actividades ayudaban a mejorar la inteligencia mientras que otras no tenían efecto alguno.

Cowboy Boots 2017 Pasillo

El ejercicio físico sin más no funciona.

Se han estudiado actividades cognitivas tales como la lectura de libros, escribir, hacer puzles y crucigramas, jugar a las cartas y tocar instrumentos musicales. Y también se han estudiado actividades físicas como jugar al tenis o al golf, nadar, montar en bicicleta, bailar, pasear como ejercicio o hacer las tareas domésticas.

Una de las sorpresas del estudio fue que casi ninguna de las actividades físicas parecía ofrecer ninguna protección contra la demencia. Puede haber beneficios cardiovasculares, desde luego, pero el objetivo de este estudio era la mente.

Se dio una importante excepción: la única actividad física que ofrece protección contra la demencia es la de bailar de forma regular.

La única actividad física que ofrece protección contra la demencia es la de bailar de forma regular.

Así es como quedan los índices de protección según este importante estudio:

REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DEMENCIA EN PORCENTAJE (%)

Leer: 35%

Montar en bici o nadar: 0%

Jugar al golf: 0%

Bailar de forma regular: 76%

Bailar obtuvo el índice de protección más alto contra la demencia entre cualquier actividad, física o cognitiva. Es la mejor actividad física para mejorar la inteligencia.

Demencia

¿Qué es lo que puede causar estos beneficios?

En este estudio, el neurólogo Dr. Robert Katzman propuso que las personas que bailan son más resistentes a los efectos de la demencia. Es el resultado de tener una mayor reserva cognitiva y una mayor más compleja red de sinapsis neuronales. Igual que el nivel de educación, la participación en actividades que involucran la mente reduce el riesgo de demencia a través de la mejora de las cualidades neuronales. Tal como el Dr. Joseph Coyle, psiquiatra de la Harvard Medical School,  explica, “El cortex cerebral y el hipocampo, que son críticos en esas actividades, son marcadamente plásticos y se reestructuran a sí mismos en función de su uso”.

Este es el proceso

Cuando las células cerebrales mueren, y las sinapsis se debilitan con la edad, la memoria se destruye. Las palabras van en primer lugar, igual que los nombres de las personas, debido a que sólo hay una vía neuronal que conecta a la información almacenada. Si la única conexión neuronal a ese nombre se desvanece, se pierde acceso a la misma. Cuando las personas envejecen, algunos aprenden un proceso paralelo para encontrar los sinónimos que les ayuden a superar esos obstáculos.

La clave aquí está en lo que el Dr Katzman enfatiza sobre la complejidad de nuestras sinapsis neuronales. Más es mejor.

Nuestro cerebro reprograma constantemente sus vías neuronales, según sea necesario. Si no se necesita, entonces no lo hará.

Lo opuesto a esto, y lo peor que podemos hacer, es tomar la misma vieja y trillada vía una y otra vez, acudiendo a los patrones de hábito de pensar y de vivir.

La muerte aleatoria de células cerebrales es como los adoquines de un camino que se van quitando uno a uno. Esos que tienen un único y bien trillado camino por el que avanzar se quedan completamente bloqueados cuando algún adoquín desaparece. Pero aquellos que buscan diferentes rutas mentales cada vez, creando un sinfín de posibles caminos, aún tienen muchísimas vías en reserva. Como el estudio muestra, necesitamos mantener tantas de esas vías alternativas como sea posible, generando nuevas vías constantemente, para mantener la complejidad de nuestras conexiones neuronales.

¿Qué significa exactamente inteligencia?

Probablemente estaremos de acuerdo en que la inteligencia no es sólo una medida numérica, con un número mayor o menor de 100 asignado a la misma. ¿Entonces, qué es?

Para contestar a esta cuestión, volvamos a la pregunta más elemental posible. ¿Por qué los animales tienen cerebro? ¿Para sobrevivir? No. Las plantas no tienen cerebro y sobreviven. ¿Para vivir más tiempo? No, muchos árboles viven bastante más que nosotros.

Como el profesor en neurociencia Robert Sylwester señala, la movilidad es esencial en todo lo que es cognitivo, tanto si se trata de movimiento físico o del movimiento mental de información. Las plantas tienen que soportar todo lo que se les viene encima, incluyendo los depredadores que se las comen. Los animales, por otro lado, pueden viajar para buscar alimento, cobijo, compañeros, y para alejarse de condiciones desfavorables. Como podemos movernos, necesitamos un sistema cognitivo que pueda comprender los estímulos sensoriales y hacer elecciones inteligentemente.

Cuando la respuesta a un estímulo es automática, no se considera que esa respuesta sea inteligente. Pero cuando el cerebro evalúa muchas respuestas viables y elige una (una elección real, no el resultado de un hábito), el proceso cognitivo se considera inteligente. Como Jean Piaget lo expresó: La inteligencia es lo que usamos cuando aún no sabemos qué hacer.

La inteligencia es lo que usamos cuando aún no sabemos qué hacer.

Bailar amenudo

Este estudio hace otra importante sugerencia: hazlo a menudo. Los ancianos que hacen crucigramas cuatro días a la semana tienen un considerable menor riesgo de demencia que los que sólo los hacen una vez por semana. Si no puedes ir a clases o bailar cuatro veces a la semana, baila tanto como puedas. Cuanto mayor sea la frecuencia con la que bailas, más te ayudará esta actividad a mejorar la inteligencia. Más es mejor.

Y hazlo ahora, cuanto antes mejor. Es esencial comenzar a construir tu reserva cognitiva ahora. Algún día vas a necesitar tantos adoquines de esos que conforman los caminos de tu mente como sea posible. No esperes, comienza a construirlos ahora.

Xavi Barrera

Enseñando a bailar Country Line Dance desde 2004.

Esta entrada tiene 3 comentarios

    1. Xavi Barrera

      Tienes razón, Loli, es un buen motivo para no parar de bailar. Pero no es el único. Es un excelente ejercício físico y, sobre todo, ¡¡¡muy divertido!!!

Deja un comentario

Cerrar menú