Workshop de Country Line Dance
Workshop de Country Line Dance
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

¿Vale la pena ir a un Workshop de Country Line Dance?

¿Vale la pena ir a un workshop de Country Line Dance? En principio sí merece la pena ir a algún workshop de Country Line Dance. Pero ¿qué es un workshop?

Cuando hablamos de workshop de Country Line Dance nos referimos a un tipo de evento muy específico. Podemos definir workshop como algo parecido a una “clase magistral”.

Alguien que es reconocido en una materia determinada, da una clase en una ocasión única. Si no estás ahí te la pierdes.

Pero cuando hablamos de un workshop de Country Line Dance, en realidad estamos pensando en un evento que dura varios días y en el que se reúnen coreógrafos de prestigio que darán sus clases magistrales a lo largo de ese evento.

En este sentido, merece ir a esos workshops, siempre y cuando se adapten a tus gustos, naturalmente.

No te confundas de workshop

A grandes rasgos, hay dos formas distintas de bailar Country Line Dance. Por un lado está el estilo tradicional, en el que el baile es más suave y delicado, y el Catalan Style, que es mucho más rudo y de impacto, más cowboy para que me entiendas.

El Country Line Dance Catalan Style está de moda. Está en franca expansión en toda Europa y también en países como Canadá, Estados Unidos, México o Argentina. Por tanto, a lo largo del año hay un calendario muy apretado de workshops a los que merece la pena ir.

El estilo tradicional también tiene sus eventos a lo largo del año, pero como no es nuestra forma de bailar country, no nos ocuparemos de ellos. En este caso dejaré que los descubras por tu cuenta si tienes interés.

Así que, antes de ir a un workshop, asegúrate que se trata de un evento que encaja con tu forma de bailar, sea la que sea.

¿Cómo es un workshop de Country Line Dance?

Cada workshop tiene su propia personalidad, que es el reflejo de quien lo organiza.

Aquí no vale en absoluto esa expresión que dice visto uno, vistos todos. Al contrario, no hay dos iguales.

Ciertos eventos están claramente enfocados al baile. Estos son los que más nos encajan. Otros combinan el baile y conciertos de música country.

Todos tienes sus pros y sus contras.

Los que están organizados como puros workshops de baile, es decir, los que enlazan una clase con otra, suelen recibir bastantes críticas. La gente se queja de que de que hay demasiadas clases seguidas y no queda tiempo para nada más. Pero al final, son los que más lindancers suelen reunir.

Los que tienen en la música en directo su mayor reclamo intentan captar a la vez dos tipos distintos de personas, las que bailan y las que sólo escuchan música. Si en el intento de hacer ambas cosas consiguen traer intérpretes cuyos temas tienen éxito entre los linedancers, entonces son lugares muy recomendables a los que acudir.

Fíjate bien en los programas, porque en ocasiones, bajo el paraguas de “Festival Country” se reúnen grupos, algunos internacionales, que en realidad no hacen música country, sino otra cosa llamada “Americana”.

La música “Americana” es una especie de cajón de sastre en el que se engloban estilos que no se pueden clasificar en ningún otro lugar. La mayoría de las veces lo que está bajo esa etiqueta es lo que en los años sesenta y setenta se llamaba “música Folk”.

Presta también atención a los nombres de los coreógrafos que están en el cartel del evento. Recuerda que para poder llamarlo “workshop” tiene que ser una clase magistral impartida por alguien reconocido por su trayectoria, como coreógrafo y como instructor.

A pesar de todo, si a ti te apetece ir a un workshop en particular, ve. Seguro que no pierdes el tiempo. El mejor consejo es que no dejes pasar nunca una oportunidad de bailar con más gente.

¿Por qué es aconsejable ir a un workshop de Country Line Dance?

Lo que a mí más me gusta de acudir a un workshop es la oportunidad de saludar a viejos amigos y de hacer nuevas amistades.

El ambiente es muy relajado y distendido. Vas allí, sobre todo, para pasarlo bien.

Normalmente, los workshops suelen alargarse de viernes a domingo. El viernes es el día del reencuentro. Hace mucha ilusión volver a ver a gente maravillosa que no veías desde hace tiempo.

Aunque mantengas un contacto más o menos constante a través de Facebook, Twitter o Instagram, volver a ver a tus amigos en persona es impagable.

Cuando el workshop acaba, siempre, te vas con nuevas amistades.

¿Qué se hace en un Workshop de Country Line Dance cuando no estás en un workshop, es decir, cuando no estás aprendiendo una coreografía? 

Creo que fue hace dos años. En el Country Rock Festival de Salardú, se me acercó una persona que me dijo en inglés, “disculpa, ¿tú eres Xavi Barrera?” “En efecto”, le contesté. Era Mika-Matti Orela, que venía desde Finlandia. Me dijo que mis vídeos le resultaban muy útiles para aprender nuevos bailes y me regaló un parche de Finland Catalan Style.

Esa situación me resultó muy agradable y, desde entonces, me hace muchísima ilusión coincidir con Mika.

Workshop de Country Line Dance - Parche Finland

Pero aparte de las relaciones sociales, los workshops son muy interesantes para descubrir nuevas coreografías.

Si el workshop vale la pena, acudirán coreógrafos de distintos países. Puedes comprobar de primera mano cuáles son las tendencias en esos lugares. Como poco, te das cuenta que todos estamos bailando el mismo estilo de Country Line Dance.

¿Qué nivel de dificultad tienen las coreografías que se enseñan en los workshop de Country Line Dance?

La mayoría de coreografías son de nivel intermedio. Pero también las hay para principiantes y muy pocas para avanzados.

Por ejemplo, Better Days es una coreografía para principiantes absolutos que los coreógrafos austríacos Mario & Lilli presentaron en el Workshop Lloret de Mar-Costa Brava.

Normalmente, los coreógrafos tienen treinta minutos para enseñar y bailar su coreografía un par de veces. Esto obliga a que los bailes no puedan ser excesivamente complicados.

Si tienes cierta soltura bailando, no tendrás ningún problema en aprender los bailes que suelen enseñarse en los workshops. Si aún tienes problemas al cambiar de pared o en salir con el pie correcto, no estás aún listo para ir a un workshop de Country Line Dance.

¿Cuáles son los workshop de Country Line Dance más interesantes a los que acudir?

A lo largo del año, prácticamente no hay mes que no tengas una cita en algún país europeo. En el continente americano también están empezando a florecer este tipo de eventos. En principio, todos son muy recomendables.

De todos modos, para no alargarme en exceso, me centraré en los más importantes que se celebran en España.

Estamos hablando únicamente de los workshops de Country Line Dance Catalan Style. No puedo decirte nada acerca certámenes de otro estilos de baile country, porque desconozco la información.

Workshop Lloret de Mar-Costa Brava

El Workshop Lloret de Mar- Costa Brava, es la primera cita del año. Se celebra a principios de enero en el Hotel Guitart de Lloret de Mar, a un corto paseo de la playa, en plena Costa Brava.

Tiene una duración de tres días, de viernes a domingo. El evento está totalmente orientado a los Workshops de Country Line Dance. El programa intercala sesiones de baile con las clases que los coreógrafos más reconocidos de toda Europa ofrecen en sesiones de media hora.

También están presentes algunos de los coreógrafos catalanes más prolíficos.

Siempre guardan espacio para workshops de Two Step, que cada vez despiertan más interés.

La música en directo está también presente, siempre a cargo de los Country Revival Farmers. Ellos son los organizadores del evento. Además, son una formación que lleva un montón de años promocionando y haciendo bailar Country Line Dance con música en directo.

Su repertorio incluye los temas de las coreografías más populares.

No es extraño encontrar exhibiciones en los Workshop de Country Line Dance. En este vídeo verás como se preparan la exhibición que hicieron en el IV Workshop Lloret de Mar-Costa Brava un grupo de coreógrafos e instructores de distintos países.

Aniversario Country Sierra

Emilio y Laura de Country Sierra llevan ya siete años organizando el único Workshop de Country Line Dance Catalan Style que se celebra en la Comunidad de Madrid.

Es, además, el evento internacional más importante que de la capital de España relacionado con el baile country. No sólo por la cantidad de asistentes, más de cuatrocientas personas venidas de toda Europa, sino también por la cantidad y prestigio de los coreógrafos que dan sus workshops.

El evento está cien por cien orientado al baile. No hay música en directo, pero sí un concurso internacional de Country Line Dance en el que participan grupos de toda Europa. El nivel de las coreografías es impresionante.

El Concurso de Coreografías de este evento es un problema para los que nos dedicamos a enseñar a bailar. Nuestros alumnos no se contentan con aprender los bailes de los workshops, sino que exigen que enseñemos también los bailes del concurso. Feel The Moment, es un buen ejemplo de una coreografía que salió de este concurso.

Cactus, de Hungría, fue el grupo que se clasificó en primer lugar en el Concurso de Coreografías del Séptimo Aniversario de Country Sierra, celebrado en abril de 2018.

Cowboy Boots Festival

Cowboy Boots Festival es el primer evento importante del verano de Country Line Dance Catalan Style. Se celebra a mediados de julio en la playa de Sant Pol de Mar, Barcelona. Sí, en la playa. Y en julio.

El evento es mixto. Tiene una gran cantidad de música Country en directo, con grupos y artistas norteamericanos en su mayoría. Pero también reserva un espacio importante para el Country Line Dance, aunque con muy poca presencia internacional. A cambio se nutre de los más conocidos coreógrafos catalanes.

Workshop de Country Line Dance - Photocall Cowboy Boots
Photocall en el Cowboy Boots 2017
Workshop de Country Line Dance - Cowboy Boots 2017 - Workshop
La carpa del Cowboy Boots Festival está, literalmente en la playa. 

Salardú Country Rock Festival

El Salardú Country Rock Festival es la última cita veraniega y se celebra en un espacio impresionante, el corazón del Valle de Arán en el Pirineo de Lleida.

El evento tiene una duración de cuatro días, de jueves a domingo. Está pensado para ser disfrutado con toda la familia.

Muchos linedancers incluyen la cita de Salardú como colofón a sus vacaciones estivales.

Combina con gran acierto un buen programa de conciertos con los workshops de Country Line Dance.

Charlando con Lee Mathews tras su concierto en el Salardú Country Rock Festival.

El entorno es impresionante y la única pega, que se repite un año tras otro, es el terrible calor que hay que soportar en el pabellón donde se imparten los workshops. Es muy difícil asistir a dos clases seguidas.

Para compensar, justo a la salida del pabellón hay una gran piscina llena de agua fresca.

Workshop de Country Line Dance - Salardu - Workshop Chafino
Workshop de Montse Chafino en el Salardú Country Rock Festival

Big Ben Workshop

En el corazón de Lleida, en Mollerussa, se celebra todos los años en noviembre el Big Ben Workshop.

Este año celebrará su novena edición, lo que lo convierte en el más veterano de los eventos destacados aquí.

Este es el cuadro de coreógrafos que impartirán sus workshops en la próxima edición del Big Ben Workshop

Está enfocado casi de forma exclusiva al baile.

Aunque siempre ofrece un concierto en directo gratuito, workshops, baile y exhibiciones son la columna vertebral del Big Ben Worshop.

Se nutre sobre todo de coreógrafos locales, pero siempre tiene espacio para algunos de los más destacados de Europa.

Se celebra a principios de noviembre y es la cita para cerrar el año.

Viendo este vídeo te podrás hacer una idea de lo que se vive en el Big Ben Workshop de Mollerussa, Lleida.

Estos son algunos de los Workshops de Country Line Dance a los que se puede asistir en España. Pero hay más.

Prácticamente de forma constante se producen eventos interesantes a los que ir para mejorar nuestro nivel de baile y aprender nuevas coreografías.

En Italia, Francia, Austria, Hungría, Bélgica… Prácticamente por toda Europa hay un importante calendario de eventos de Country Line Dance en su versión Catalan Style.

También los hay en México, Argentina, Estados Unidos…

Como no quisiera abusar de tu paciencia, prefiero dejar la información de esos eventos para otra ocasión.

Pero mientras tanto, por favor, comparte con todos tu experiencia. Cuéntanos cuáles son tus workshops favoritos. Es aún más interesante si nos hablas de eventos en el continente americano o en otros lugares de Europa. Los comentarios están a tu disposición, un poco más abajo en esta página.

Mientras tanto, a la pregunta ¿merece la pena acudir a un Workshop de Country Line Dance? Mi respuesta es que sí, que vale la pena. Mucho.

Nos vemos en cualquier workshop de Country Line Dance.

Xavi Barrera

Enseñando a bailar Country Line Dance desde 2004.

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. Ascen Llorente

    Bueno Xavi ya me he leído tu artículo. Yo sólo he estado en Lloret hace dos años y la verdad es que, si mi objetivo hubiera sido ir a todos los workshops y tratar de aprenderme todos los bailes, hubiera terminado en el psicoanalista. Pero con unas expectativas de ir a lo que nos apetecía y disfrutar al máximo, lo pasamos estupendamente.
    repetiré? eso espero…

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentario, Ascensión.
      Tu forma de vivir el workshop es ideal. Efectivamente, como en cualquier otra actividad lúdica, se trata de seguir el ritmo que nos resulta más cómodo. Para el estrés ya tenemos nuestras tareas cotidianas. 😃👍🏻

  2. Javier Palomino

    Tras mi primera clase de country me emocioné tanto que empecé a explorar la web en busca de videos para aprender. Naturalmente enseguida di con los tuyos, Xavi, incluso antes de conocerte en persona, y pensé: ¡qué chollo! ¡los miércoles con Laura en El Explorer y el resto del tiempo con Xavi Barrera en El Ordenador!
    Como nunca había asistido a ningún evento, quedada o similar, aprendí algunas coreos que me gustaron mucho y enseguida descubrí que hacía tiempo que se dejaron de bailar. Recuerdo la primera de éstas: Gateaway Truck, que me fascinó.
    Como además de ser novato era un pato con los pies (que me disculpen los patos), aprender un baile de 32 pasos en el comedor de mi casa me llevaba al menos dos tardes, mucho sudor y, desde luego, con un resultado más bien ‘justito’ de calidad.
    Y de repente, creyendo que se trataba simplemente de una fiesta para bailar al aire libre, aterricé en uno de esos ‘workshops’ en la sierra de Madrid. Tú enseñaste ‘Alfredo’s BBQ’ que a mí me pareció complicadísimo (creo que por aquellas fechas me sabía 4 o 5 bailes incluyendo el Go Cat Go) pero me descubrió un aspecto importante de los workshops: a diferencia de lo que sucedía en las clases de los miércoles (y no digamos ya en mis sesiones con YouTube), la mayoría de los dancers que me rodeaban eran expertos ¡y esto ayudaba mucho! Hasta el punto de que, en el segundo ensayo con música, casi casi me encontraba cómodo y disfrutando de bailar el Alfredo’s BBQ. ¡Y en media hora!
    Al día de hoy ya he tenido la suerte de asistir a decenas de workshops, algunos de ellos muy por encima de mi nivel, y puedo aseguraros que no he encontrado una forma más rápida de bailar (aunque no ‘dominar’) una coreo nueva.
    Un workshop es para mí como un ‘menú de degustación’. Llegas a saborear los bailes y a determinar los que te gustan y los que no tanto. Después ves que, como comentas en otro artículo, algunos se terminan bailando en los locales que frecuentas y otros no los vuelves a ver; pero, en cualquier caso, y parafraseando la coletilla popular, ¡que NO nos quiten lo bailao!

    1. Xavi Barrera

      ¡Muchísimas gracias, Javier!
      Celebro que mis vídeos tutoriales te hayan resultado de ayuda. 😃
      Efectivamente es como dices. En un workshop no tienes ninguna garantía de que las coreografías que se presentan acaben siendo éxitos en la pista de baile. Ni siquiera las que llevan la firma de los más prestigiosos coreógrafos tienen asegurado su éxito.
      Como tu mismo comentas, en otro artículo (https://aprendecountrylinedance.com/mejores-bailes-de-country-line-dance) comento las dificultades y riesgo de elegir las coreografías que aprenderás por tu cuenta.
      Hay quien de vuelta de un workshop enseña a sus alumnos todas las coreografías que ha visto. Yo prefiero esperar y enseñar las que parece que sí van a triunfar. Aunque saberlo con seguridad es muy dificil.
      Lo más interesante de un workshop de Country Line Dance es que mejora muchísimo tu capacidad y habilidad de aprender deprísa. Aquellos que no han solucionado los problemas básicos del aprendizaje no lo pasan nada bien en esas clases magistrales.
      En cualquier caso, cuando aprendes algo que te gusta, no pierdes el tiempo. Jamás. ¿No estás de acuerdo?

  3. Mercedes Molina

    ¿Cómo no va a ser recomendable viajar con amigos, encontrar y conocer gente de fuera y pasarlo genial bailando en otros sitios distintos de los habituales??

    Mi favorito es Salardú, no sólo porque el entorno es precioso, en plena montañá, si no por la época del año , el ambiente al aire libre y los conciertos tan buenos que organizan.

    Además de baiilar muchísimo y aprender nuevas coreos, el evento ocupa todo el pueblo, hay exhibiciones de coches, caballos y un montón de puestos. Sólo tengo buenos recuerdos y ganas de volver.

    Los demás están genial también , San Pol por ejemplo, con la playa al lado …que más se puede pedir?

    Tener el tiempo y el dinero para poder ir a más, claro. Objetivo Texas.

    Gran artículo y cartel amigo!!!

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentario, Mercedes.
      Efectivamente, un workshop es mucho más que una ocasión para aprender nuevas coreografías. Para mí lo más importante son las relaciones sociales que se viven durante esos eventos.
      ¿No te pasa que cuando hace mucho que no vas a un workshop lo echas mucho de menos?

  4. Manu Perez

    Muy bueno Teacher.
    La verdad es que estoy contigo, asistir a los workshops es algo muy recomendable y que hace que termines de engancharte a ésto de bailar country. Pero como he dicho en muchas ocasiones, lo que te termina de enganchar no son los workshops en sí, sino el ambiente, las personas nuevas que conoces, la gente a la que vuelves a ver y con la que disfrutas bailando a su lado.
    Mi workshop favorito es el Big Ben, más que nada porque es el primero al que asistí, y en el que conocí a muchas personas y a algunos de los coreógrafos que sólo habia visto en el Face y con los que mantengo una pequeña relación desde entonces.
    Todavía recuerdo, cuando dijimos que éramos de Madrid, y nos preguntaron: Ah, pero también se baila en Madrid?.
    Aunque por motivos de trabajo he dejado de asistir a workshops, pronto volveré a disfrutar de ellos y de sus gentes.
    Lo dicho TOTALMENTE RECOMENDABLE ASISTIR A WORKSHOPS.
    Esperando el siguiente Teacher.

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentario, Manu.
      Estoy muy de acuerdo con lo que dices. A mí me cuesta muchísimo escaparme a un Workshop porque significa cortar las clases en el Legend y eso me genera un cargo de conciencia.
      Si pudiera, intentaría ir a dos o tres al año. A los que no fallo es a los que me invitan a dar algún workshop. Y es que para mí enseñar es lo primero.

Deja un comentario

Cerrar menú