Música Cowboy
Música Cowboy
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

Música cowboy

La música cowboy es la que hacen los auténticos cowboys, los que montan a caballo y cuidan el ganado. ¿Cuál es su origen? ¿Cómo suena?

La música cowboy forma parte del gran paraguas de la música country, pero es muy anterior a esa denominación. ¿De dónde viene la música cowboy?

¿Qué es un cowboy?

Los cowboys existen prácticamente desde la llegada de los españoles a América. Pero su momento álgido se da en la segunda mitad del Siglo XIX. Tras la finalización de la Guerra Civil Americana los cowboys cobran un especial protagonismo.

Un cowboy es un vaquero. En algunas zonas de estados unidos se les llama Buckaroo, que se pronuncia “Baqueroo”, es decir, vaquero. Se trata de una persona que se ocupa del manejo y cuidado del ganado a lomos de un caballo. Esto es un cowboy y la música que hacen estas personas es música cowboy. O no del todo…

No hay que confundir a un cowboy con una persona que se vista como un cowboy pero que no ha visto un caballo de cerca desde hace años, si es que lo vio alguna vez. Que un cantante de música Country se vista de cowboy no lo convierte en un cowboy. Y menos aún en alguien que hace música cowboy.

Musica Cowboy - El Cowboy
El cowboy. Ilustración publicada en "The Story of the Cowboy" en 1897.

Pero ¿por qué estas personas hacen una música distinta a los demás? La respuesta está en los orígenes de la música cowboy. Para ello hay que viajar hasta el Siglo XIX. Vaya por delante, no obstante, que un cowboy puede hacer cualquier tipo de música y que, hoy en día, cualquiera puede hacer música cowboy.

Los mavericks

El sur de Texas siempre fue un lugar muy adecuado para la cría de ganado. Había agua abundante, buenos pastos y cierta calma con los indios gracias a la limpieza que hicieron los españoles un par de siglos antes.

Tras la Guerra Civil, todo está destrozado. Las familias están separadas. Muchas propiedades se han perdido. Sin nadie a su cargo, el ganado se ha diseminado a sus anchas por todo el país.

Las vacas no han dejado de proliferar. Lo han hecho a su aire y nadie les ha puesto su marca. Esas vacas que vagan sin marca se conocen como mavericks. Su nombre lo reciben de Samuel A. Maverick, quien fue un importante ganadero y político tejano que se hizo famoso por su rebeldía y su negativa a marcar su ganado.

Tras la guerra, muchos cowboys se dedicaron a reunir esos mavericks y a ponerles su propia marca.

Así, algunos de ellos reunieron grandes manadas y se convirtieron en prominentes ganaderos. Otros, simplemente sobrevivían con unas pocas cabezas.

Marcado de ganado. Ilustración publicada en "The Story of the Cowboy" en 1897.

La llegada del ferrocarril a Kansas en 1867 convirtió a ese estado en el centro desde el que el ganado se distribuía a los mercados del nordeste de los Estados Unidos. Chicago y Nueva York se alimentaban con la carne que se criaba en el sur de Texas.

Las grandes travesías

Los pequeños ganaderos, y también los más importantes, juntaban sus rebaños en grandes manadas para llevarlas desde el sur de Texas hasta la ciudad de Abilene, en el estado de Kansas.

Las manadas solían reunir unas 2.500 cabezas. Pero en ocasiones esas cifras eran de más del doble. El ganado tenía que recorrer una distancia mayor de la que separa Madrid de Bruselas. 

La ruta que tenían por delante era de unos 1.600 kilómetros. Si no había problemas, una manada podía avanzar una media de unos 24 kilómetros al día. Esto significa que la travesía duraba un poco más de dos meses.

Musica cowboy - Chisholm Trail Kansas Historical Society
La ruta Chisholm era la ruta principal a la que se unían otras vías que partían del sur de Texas. Mapa de 1873 propiedad de Chisholm Trail Kansas Historical Society

Los wranglers

Para mover y controlar esta gran cantidad de ganado, los cowboys estaban las 24 horas del día montados a caballo. Todos ellos, durante el día, y organizados en guardias, durante la noche.

Aunque los cowboys tenían que aguantar, los caballos no podían con esa gran carga de trabajo. Por eso cada dos o tres horas, los cowboys tenían que cambiar de montura.

Para ello, junto al ganado, se reunía una manada de caballos. En ocasiones, se trataba de una manada completa de caballos salvajes, mustangs, que se había capturado para ese propósito.

Los caballos se iban domando durante la travesía y al llegar a destino se vendían.

Los cowboys encargados del cuidado de la manada de caballos eran los wranglers. Para este propósito se elegía a los de mayor edad y también a los más jóvenes e inexpertos.

Musica Cowboy - Wranglers
Los wranglers eran los encargados de la manada de caballos que viajaba con el ganado. Eran los caballos de refresco y a menudo se domaban durante el camino. Ilustración publicada en "The Story of the Cowboy" en 1897.

¿Y la música cowboy?

Ya nos hemos hecho una idea de lo que significaba trasladar el ganado. Pero no hemos hablado de los problemas.

Por las noches, la manada se dejaba en descanso. Algunas vacas se tumbaban y otras permanecían de pie observando y vigilando.

Un crujido, un chasquido, un tintineo de una espuela, un relincho de un caballo, una cafetera cayendo al suelo… Cualquier ruido podía asustar a una vaca. Si ésta salía huyendo, dos mil quinientas más la seguían a toda velocidad. Estampida.

Yo no he visto jamás una manada tan grande, pero sí he estado en una estampida de un rebaño de unas treinta reses. Te aseguro que no querrías encontrarte en medio. Hasta que no lo ves, no te haces una idea de la velocidad que puede alcanzar una vaca y, a ambos lados de la cabeza, están armadas con un par de cuernos de puntas afiladas.

Por la noche, los cowboys de guardia rodeaban la manada montados a caballo, despacio. Y cantaban canciones suaves, agradables y tranquilas. Eran nanas para vacas.

La música avisaba a las vacas que ese ruido era el del cowboy, no había ningún peligro.

Por turnos, los cowboys rodeaban las manadas durante la noche, cantando suaves canciones para que el ganado supiera que quien estaba ahí era el cowboy. Ilustración de N. C. Wyeth publicada en The Cowboy en 1922.

Todos los cowboys tenían que cantar y los que no sabían tenían que silbar. La noche, alrededor de la manada, estaba tranquila y llena de música muy agradable. Esa es la música cowboy.

Cuando escuches alguno de los temas que he seleccionado en esta página, intenta imaginar cómo sonaban cuando los cowboys casi los susurraban, a lomos de sus caballos, para mantener al ganado en calma por la noche.

En la decada de 1950, Eddy Arnold llevó a lo más alto de la lista Country & Western un clásico de la música cowboy, Cattle Call.

Las letras de las canciones

Las canciones solían hablar de cosas de cowboys. Vacas, becerros, caballos, bandidos, indios, ladrones de ganado… Y de chicas. Normalmente de las chicas que esperaban en casa, no de las que iban a encontrar en los salones y prostíbulos por el camino. Bueno, a veces de esas también.

Las canciones se pasaban de generación en generación como la mayoría de la música popular. El modo de transmisión era el boca-oreja.

Muy pocas veces alguien se entretenía en escribir la letra en un trozo de papel. Por ello, de una misma canción es muy fácil encontrar distintas letras. Algunas estrofas se pierden, otras aparecen.

En ocasiones se incluían en cancioneros y eso ha permitido a muchas de esas baladas llegar a la actualidad, más o menos intactas.

Uno de los cancioneros más completos de música cowboy es Cowboy Songs, de John A. Lomax, publicado en 1910.

Uno de los cancioneros más importantes de música cowboy es Cowboy Songs de John A. Lomax, que se publicó por primera vez en 1910. Yo tengo la fortuna de poseer una edición de 1922 de ese cancionero.

Algunas de las canciones se acompañan incluso de la partitura musical.

Una de mis canciones favoritas es Old Paint. Un cowboy se despide de su caballo pinto tras llegar a Cheyene. Ha sido un buen caballo pero no puede regresar a casa con él.

La música cowboy en el Siglo XX

Desde siempre las historias del Oeste y de los cowboys despertaron gran interés en la gente de ciudad. Los cowboys eran aventureros que ponían su vida en peligro casi constantemente. Para el público masculino eran un patrón a imitar y para el público femenino estaban cargados de romanticismo.

La llegada del cine puso al cowboy al alcance de todo el mundo. De todos, el más popular fue Roy Rogers, quien además era un buen cantante. Rogers se hizo con una banda que aparecía también en sus películas, Sons of the Pioneers.

Roy Rogers interpreta, junto a Sons of the Pioneers, otro clásico de música cowboy: Git Along Little Dogies en 1940.

La música cowboy estaba tan presente que muchos cantantes, no especialmente vinculados al manejo de ganado, incluían temas clásicos en sus repertorios.

 Eddy Arnold llevó el tema Cattle Call hasta lo más alto de la lista Country & Western en los años cincuenta. Aunque no ganadero, Arnold era hijo de granjeros. Tras la muerte prematura de su padre, tuvo que abandonar la escuela para hacerse cargo de la granja.

Ken Curtis fue una figura mucho más conocida como actor de televisión que como cantante. Nacido en Lamar, Colorado, su padre era el sheriff de la ciudad y su vivienda se encontraba justo sobre la cárcel.

Cantar era su pasión y de joven fue uno de los miembros de Sons of the Pioneers, la banda de Roy Rogers. Pero triunfó como actor secundario interpretando el papel de Festus Haggen en la longeva serie televisiva Gunsmock, que en España se llamó La ley del revólver.

Ken Curtis interpreta uno de los grandes clásicos de la música cowboy, “Tumbling Tumbleweeds”

“- Ya no quedan cowboys.

– Sí señora, es sólo que desde la carretera no se ven.”

Los últimos cowboys

Aunque sigue habiendo cowboys trabajando con el ganado, hace ya mucho tiempo que las grandes travesías de ganado desaparecieron. Con ellas se esfumaron también esas nanas que había que cantar por la noche para mantener a la manda tranquila.

Sin embargo, la música cowboy sigue siendo un pilar fundamental en el origen de la música country y también del estilo honky tonk.

Pero lo cierto es que está en grave riesgo de extinción. Quedan pocos cantantes que dediquen esfuerzos a mantener la música cowboy. Casi todos, además, tienen ya una edad considerable.

Afortunadamente, en las zonas más vinculadas con la cultura cowboy hay asociaciones que se preocupan por preservar esa parte tan importante de la música country. Las forman grupos de personas que se resisten a la extinción de esa música fundamental en su cultura.

A nivel nacional, en Estados Unidos la Western Music Association vela por mantener la música cowboy y por fomentar la aparición de nuevos cantantes y músicos. Para ello, entre otros eventos, organiza una gala anual donde siempre aparecen nuevos talentos relacionados con la música cowboy.

The Kosel Brothers interpretan el tema “Great American Cowboy” en un evento de la Western Music Association.

¿Dónde se puede escuchar música cowboy?

Si no creas tu propia discoteca, cada vez es más complicado oír este estilo de música country. Casi no quedan emisoras de radio dónde escuchar música cowboy.

La revista Western Horseman, decana de las revistas de monta western, tuvo durante muchos años una emisora de música eminentemente cowboy. Sin embargo, hace un par de años cerró definitivamente. Allí es donde yo descubrí mucha de la música cowboy que conozco y aprecio.

Home On The Range es una canción datada en 1873. En ese año el Dr. Brewster Higley hizo la letra y Daniel E. Kelly compuso la música. Desde entonces se ha convertido en un clásico de la música cowboy.

Cuando buscamos emisoras dedicadas a este tipo de música la oferta cada vez es más reducida.  Las que quedan alternan otros tipos de música country con música cowboy. Aquí van un par de ellas.

KSEY-FM,Whichita Falls, TX. Combina la emisión de música country con clásicos y, de vez en cuando, aparece algún buen tema de música cowboy. La calidad del sonido en streaming no es del todo satisfactoria. Está disponible también desde TuneIn.

KTTN 93.2 FM Classic Country, Trenton Missouri. Como de música cowboy no se vive, en esta estación de Missouri también combinan la música country con temas clásicos y música cowboy. La calidad de sonido es mucho mejor que la anterior. Si buscas buena música country es una excelente opción. El inconveniente son los programas de noticas y la publicidad. No olvides que es una emisora comercial. Está disponible también en TuneIn.

¿Se puede bailar country line dance con música cowboy?

Definitivamente no. Como has podido oír en los temas que ilustran este artículo, todos son muy relajados. No olvides que servían para mantener gigantescas manadas de ganado tranquilas durante la noche y evitar estampidas.

Si una estampida era peligrosa durante el día, por la noche era terrorífica. Difícilmente se saldaban sin desgracias entre los cowboys o el ganado. En cualquier caso, reunir de nuevo la manada era una tarea que podía requerir de varios días.

No obstante, algunos temas tienen ritmo de vals y pueden bailarse de ese modo. Con los más rítmicos puede intentarse un two step, pero no sirven para hacer una coreografía de Country Line Dance.

A pesar de ello, me ha parecido interesante hablarte de este tipo de música porque forma parte del origen más ancestral de la música country.

En otro momento hablaremos de la música de rodeo como la “música cowboy moderna”. Ahí sí encontraremos grandes temas para bailar Country Line Dance. La figura central sigue siendo el cowboy. Pero no es ese cowboy que pasaba más de dos meses llevando grandes manadas bajo las inclemencias del tiempo y los peligros de bandidos e indios salvajes. El cowboy de la música de rodeo es el que monta toros y caballos como competición, una actividad muy lucrativa por cierto.

Al final de la página tienes la sección de comentarios para que expreses lo que creas conveniente. Tu opinión y tus consultas resultan muy interesantes para todos.

Silver Spurs es otro de los grandes temas de música cowboy. Aquí puedes oírlo interpretado por The Sons of the San Joaquín

Bibliografía:

Si quieres aprender más sobre la vida de los cowboys en el siglo XIX hay algunos libros muy recomendables, aunque ninguno de ellos está traducido al español que yo sepa:

A Texas Cowboy or Fifteen Years on the Hurricane Deck of a Spanish Pony (1885) Charles A. Siringo. Cuenta la vida de Charles Siringo en sus años de cowboy y está escrito por él mismo. Trasladó ganado hasta Kansas y trabajó como cowboy en distintos ranchos. Tuvo que perseguir a Billy el Niño para recuperar un rebaño que el conocido forajido robó. Participó incluso en uno de los tiroteos que intentaron acabar con la vida de William Bonney.

The Log of a Cowboy (1903) Andy Adams. Este libro es el diario del viaje que realizó Andy Adams, el autor, trasladando un gran rebaño de reses desde el sur de Texas hasta Montana. Todo lo que podía ocurrir, ocurrió. Estampidas, indios, ladrones, salones de juego, burdeles…

Música Cowboy - Bibliografía

The Story of the Cowboy (1897) Emerson Hough. Se trata de una completa guía, escrita a finales del Siglo XIX, de lo que significaban los trabajos y obligaciones de los cowboys. Cuenta también cómo se organizaban las grandes manadas, como se desbravaban los caballos, el marcaje de reses, etc.

The Cowboy (1922) Philip Ashton Rollins. Como el anterior, es una guía del trabajo del cowboy pero desde el punto de vista del primer cuarto del Siglo XX.

Xavi Barrera

Enseñando a bailar Country Line Dance desde 2004.

Esta entrada tiene 18 comentarios

  1. Angela Inoges

    Voy con retraso en la lectura de los artículos, pero nunca es tarde si la dicha es buena, y en este caso es buenísima!, he aprendido muchísimo. Uso mucho los zapatos de la marca Mustang, que no sabía el significado de la palabra y ahora que lo sé, me gustan más, jeje..bromas a parte, he disfrutado mucho con tu artículo, además me ha traído curiosamente un bonito recuerdo, el de mi padre, le encantaban las películas del oeste, sobretodo las que contaban aventuras trasladando el ganado, así que he visto muchas de pequeña y cuando no veía películas, le recuerdo siempre con una novela del oeste en la mano. Le hubiera encantado tu artículo.
    Gracias Xavi por hacerme pasar este ratito con mi padre y su recuerdo a través de tu artículo.

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentraio, Ángela.

      Lo mejor de todo es que te haya traído recuerdos agradables. Me alegro mucho.

      Si quieres saber algo más sobre qué significa y de dónde viene la palabra “Mustang“, ahí va:

      En la Edad Media, en las interminables dehesas de Castilla, no había cercados. Así que los rebaños de vacas, caballos y ovejas solían mezclarse. A los animales que no tenían dueño conocido se les llamaba “Mestencos”.

      En el año 1273, el Rey Alfonso X El Sabio creó el Concejo de la Mesta, que reunía a todos los ganaderos y pastores de Castilla y de León. La Mesta otorgaba derechos especiales a todos los ganaderos. En sus asambleas, podían distribuir todos esos animales denominados “mestencos”.

      En el continente americano no había caballos hasta que los españoles los llevaron ahí. Muchos de esos caballos, otra vez por falta de cercados, escaparon y deambularon libremente creando sus propias manadas. La evolución del lenguaje hizo que la palabra “mestenco” evolucionara hasta “mesteño” y de ésta, en inglés, “mustang”.

      El término mesteño, o mustang, no se refiere a que un caballo sea o no mestizo -que lo són- como muchos creen, sino a un caballo “sin dueño conocido”.

      1. Angela Inoges

        Eres un pozo de sabiduría…curiosamente en el horóscopo chino soy ” un caballo” y mi yo interior siempre ha estado “sin dueño conocido” jajaja…por algo me sentía atraída por “Mustang”, todo tiene una explicación en esta vida, aunque a veces no la sepamos. Gracias de nuevo Xavi

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias, Carlota.
      Celebro que te haya gustado el artículo. Eres muy amable al comentarlo.
      Oye, no tenía ni idea que tú también frecuentabas musicacountry.es.

  2. Isabel Sánchez

    Interesantísimo artículo, Xavi, muchísima información y detalles que desconocía. Tuvo que ser una vida muy dura pero aventurera y emocionante, al menos así nos los “pinta” Hollywood. Desde luego espero que esa música de cowboys tan maravillosa no desaparezca. Recuerdo que hace años era muy fácil oír música country en bastantes emisoras de USA.
    Hace unos dos años vi una exposición fotográfica en la Fundación ICO donde aparecían fotos de cowboys de raza negra, parece que era muy habitual, la verdad me sorprendió bastante.
    Mis enhorabuena por el artículo, ya estoy enganchada y esperando el siguiente.

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentario, Isabel.
      Celebro que te haya gustado este artículo. Intentaré que el siguiente sea igual de interesante 😉
      Lo que comentas de los cowboys de color es muy llamativo. Efectivamente, ha habido bastantes y muy buenos cowboys de color. Pero la mayoría de ellos durante el Siglo XX.
      Texas era parte del territorio español hasta 1821, cuando se perdió con la independencia de México. En España, y en todos sus terrtorios, la esclavitud estaba prohibida. De todos modos, tras su independencia en 1836, Texas se convirtió en un estado esclavista. Lo cierto es que, en cualquier caso, había muy pocas plantaciones y la población de esclavos no era muy relevante en el Estado de la Estrella Solitaria. Como dices, algunos de esos hombres de color se incorporaron a las tareas de cowboy, consiguiendo tanto respeto como sus compañeros de tez más clara.

  3. Mercedes Molina

    Que bien que la música amanse a las fieras, y de la necesidad y los pocos recursos de los cowboys, surja música tan bonita aunque sea silvada , verdad?

    Aunque estas historias ya me las habías contado, me ha encantado volver a leerlas.

    Gracias::))

    Chulísiímo el cartel!!

    1. Xavi Barrera

      Muchas gracias por tu comentario, Merche.
      Efectivamente, la música amansa las fieras y también nos relaja a nosotros, ¿verdad?
      El trabajo de los cowboys estaba repleto de peligros mortales. Una caída de un caballo al que estaba domando en mitad de la travesía podía dejar muy malherido a un vaquero. La defensa de la manada ante los indios o los bandidos podía traer muy malas consecuencias. Además, sufrían noches de tormenta, con rayos y truenos, que provocaban estampidas. Frío, agua, calor, sed… El cruce de ríos caudalosos, como el río Rojo -paso obligado-, con esa enorme cantidad de reses era otro de los muchos momentos peligrosos.
      Y, a pesar de todo, hay algo que hacía (y sigue haciendo hoy) que un cowboy ame tanto su trabajo que no quiere dejarlo jamás. Muchas de las letras de los cowboys hablan de ese no-sé-qué que hace de los cowboys estén tan enamorados de su profesión. Ayer, y hoy también.

  4. Christine Cajina

    Un deleite de música.
    Me imagino escuchando a los vaqueros cantando en una noche de verano, bajo las estrellas y entorno a un buen fuego.
    Sería toda una experiencia…
    Como siempre, he disfrutado enormemente.
    Gracias.

    1. Xavi Barrera

      Muchísimas gracias, Christine.
      Mi intención era precisamente esa, que de un modo u otro nuestra imaginación pueda llevarnos a esos momentos que los cowboys vivieron hace 150 años.

  5. Manu Perez

    Madre mía que cantidad de información.
    Artículo repleto de cosas muy curiosas, aunque tengo que decir que una de ellas si la sabía. Dado que he gastado Wrangler desde muy joven, cuando digo joven, lo digo porque estaba en el colegio y los vi en una tienda que se llamaba Artola al lado del Rastro y hasta allí desplacé a mi madre a por los vaqueros. Aún no siendo demasiado curioso me interesó saber el significado, y dado que no existía internet tuve que andar dando muchas vueltas para saber lo que significaba pues la traducción no me convencía demasiado.
    Una vez más muchas gracias Teacher por el tiempo que nos dedicas pues con ello, yo por lo menos, me hago más listo. jejejeje

    1. Xavi Barrera

      Muchísimas gracias, Manu.
      Te confieso que yo estuve un montón de tiempo pensando que Wrangler era el apellido de alguien. Algo así como Levi, de Levi Strauss.
      Pero leer en inglés tiene sus ventajas. Me sorprendió que hubieran utilizado ese nombre para la marca de esa empresa. Y es que fuera del mundo cowboy, ni siquiera en Estados Unidos saben lo que significa Wrangler.
      Es un perfecto ejemplo de posicionamiento de marca. Querían ser la marca de los cowboys y utilizaron una palabra que sólo comprendían ellos. ¡Genial!

    1. Xavi Barrera

      Muchísimas gracias, Deivi.
      La verdad es que yo también me quedo enganchado para ver el siguiente artículo… ¡Ahora mismo no tengo ni idea de qué hablará! 😂😂😂

Deja un comentario

Cerrar menú